Hoy, leyendo el comic de ¡Eh tio! (gran tira cómica periódica que ya recomendé) ha aparecido en los comentarios, debido al chiste de la tira, por qué en el tenis se cuenta los puntos como se cuentan, es decir 15-30-40. Como un servidor ha practicado este noble deporte (he practicado casi todos los de raqueta) y lo sabe, pues nada, vamos a explicarlo.

Hay una historia por ahí perdida que cuentan que no sé qué Duque no sabía contar bien y que quería contar de 15 en 15, pero siempre sumaba mal y al final eran 15-30-40. Pero no, eso es una completa leyenda urbana, la puntuación viene de algo más complejo y a la vez, más lógico si os lo poneis a pensar, la astronomía. Antiguamente se utilizaba un aparatito para medir la elevación del sol llamado sextante (aqui imágenes, seguro que os suena). Este aparatito medía estas elevaciones en cuatro partes, de 15º cada una, por lo que eran 15-30-45 y 60º las partes en las que medía la elevación. En la época en la que se inventó el tenis esta medición era muy habitual, por lo que se les ocurrió medir los puntos así. Pero claro, ¿de dónde sacamos el 40? Simplemente porque era más fácil de decir para el árbitro forty que forty-five, por lo que se implantó esta manera.

Creo que había también una explicación con el sextante de lo de los sets, pero ahora mismo no me acuerdo y no me apetece buscar. Pero al menos, he contribuído (espero) a muchos a cumplir el refrán de “no te acostarás sin saber una cosa más”.