Cosas de himnos

No suelo ser muy amigo de las columnas periodísticas de opinión. Suelen ser tan subjetivas que las suelo odiar, esté o no de acuerdo con lo que predican, pero en esta ocasión creo que esta opinión de Xose Luis Barreiro Rivas (que he encontrado gracias a Andrés) es merecedora de ser reproducida aqui. ¿No sabes por qué viene esta polémica? Pues es gracias a un genial artículo de El Mundo criticando porque sí el himno gallego de una forma totalmente absurda y propagandístia llena de sinrazones.

Desde que aprendí el himno gallego, cuando Quintana aún no había nacido, siempre me interesé por la identidad de los “..iñorantes, /e féridos e duros, / imbéciles i escuros” que “non nos entenden non”. Y estoy seguro de que jamás la hubiese descubierto si un conocido diario madrileño no se hubiese dado por aludido y, además de aclararnos de forma fehaciente y gratuita adónde iban a parar los dardos de Pondal, dejase bien probado que no han entendido nada, ni saben dónde preguntar.

Mientras los pinos de la “costa verdescente” se dedican a pregonar un hecho nacional que yace dormido en la ignorancia -la invertebración y el centralismo dogmático-, el diario en cuestión confunde su rumoroso lamento para implicarlos en esa obsesión de los neocons que es el resurgir traicionero de las lenguas periféricas, a las que ellos atribuyen, asesorados por la cadena de radio ultraconservadora, la debilidad de España. De lo que bien se deduce que para hablar castellano, y convertirlo en lengua imperial, en modo alguno se necesita saber sintaxis ni identificar, entre múltiples oraciones subordinadas, dónde están el sujeto, el verbo y el predicado de la oración principal. “Im-presionante!”, diría el de Ubrique.

Pero lo grave del caso no es la visión desenfocada que se aplica a España desde el centro, o el grado de cultura y honestidad que adorna a los periodistas que no tienen la desgracia de ser provincianos. Lo que resulta tremendo es descubrir con qué instrumentos periodísticos se está reconstruyendo la idea de España “una, grande y libre” que la Constitución quiso superar, y hasta qué punto se le da la razón a Rosa Regás cuando se muestra ácida -no tonta, como dicen algunos- ante el periodismo irrespirable que, con el pomposo nombre de “prensa nacional”, nos cautiva como puros papanatas.

Para los que dudan de la utilidad y conveniencia de enseñar el gallego, también debe quedar muy claro que cultura y lengua no siempre van unidas. Y, si tenemos fe en la lengua que hablamos y en la tierra que pisamos, más nos vale estar alerta ante la asquerosa campaña que se ha lanzado contra todo lo que significa identidad, cultura y opinión propia, en detrimento de las consignas imperiales que se lanzan y legitiman desde el cerro de los Ángeles.

Porque a quienes nos atribuyen un himno excluyente, que habla de la “oscura pinocha arpada”, escrito por un tal Arturo Pondal, seguro que les encandila, por tierno y constructivo, el himno de la Infantería y su mensaje de fondo: “Y la sangre enemiga en sus espadas, y la española sangre derramada, tu gloria y tus hazañas cantarán”. Esos sí que son himnos…modernos, morales, integradores, aptos para todos los públicos. Porque están en perfecto castellano.

Seguramente la mayoría de vosotros no lo entendais, es bastante complicado que alguien que no vive en un sitio con una cultura tan marcada y con un idioma propio llegue a entender el sentimiento nacionalista. No intento ser separatista, porque no lo soy, pero esta es la realidad de España, se quiera admitir o no.

  1. Pero que separatismo ni que tonterias.
    «O himno galego», (vou falar en castelan que asi pode leer mais xente esto), fue escrito en una epoca en la que hablar en gallego estaba mal visto, y solo la hacia la gente de la «aldea».
    Gracias a dios, esto cambio, ahora cada uno puede hablar en lo que le salga del …, y eso lo digo yo que casi siempre hablo en español, tu tambien, no manu? 😉

  2. Todo lo demas son tonterias de un periodico que manipula para hacer la politica de turno en favor de los intereses de quienes ponen la pasta (y se llevan los beneficios) de ese periodico.
    No creo que merezca la pena ni intentar explicarles su «error».

  3. A mi el himno gallego siempre me pareció un trabalenguas (también en su versión castellana). Veo las palabras muy rebuscadas y artificiosas. Pero bueno, no soy gallego y no vivo el himno como vosotros. Pero lo que es innegable es que tiene insultos (…mais sóo os iñorantes /e féridos e duros, / imbéciles e escuros / non nos entenden, non…). No sé a quien insulta, pero insulta.

  4. Pues la verdad es que yo eso del nacionalismo no lo he entendido nunca.

    Quizá porque el Himno de Andalucía termina con un sonoro «…sea por Andalucía libre, España y la Humanidad».

  5. El problema no es lo que digan los «listos » de fuera, es que tenemos algún «listo» aqui que se lo cree, basta leer algun blog de los «tan gallegos como el gallego» y similaes y leer las tonterias que dicen al respecto. Es una pena que pretendan ir de «igualitarios» y no entiendan nada.

  6. Yo creo que: Primero, los himnos son absurdos vengan de donde vengan. Segundo, exaltan un nacionalismo venga de donde venga que no favorece a nadie. Y tercero, los nacionalismos tanto español, catalán, gallego y lo que sea provienen de tomarse en serio unos descerebrados a otros descerebrados que encima piensan que todos las demás personas del colectivo de descerebrados que odian son iguales.

    En resumen, que no vale para nada.

  7. Joer, y dale, la poesia (que es la letra del himno) insultaba a los gallegos que les daba vergüenza serlo, y no hablaban en su idioma por vergüenza, creyendose mejores por hablar en español.
    Ser gallego no es ni mejor ni peor que ser andaluz, extremeño, catalan o murciano. Cada uno ha nacido donde le ha tocado. No es ni para avergonzarse ni para presumir de ello.
    Que despues se use esa letra para reivindicaciones nacionalistas (que creo que no se hace, salvo casos muy puntuales) o por los centralistas, diciendo, «mira los separatistas gallegos que nos insultan» es mear fuera del tiesto. Desde luego el que cree eso si que es «iñorante e imbecil». Pero imbecil rato largo, eh!

  8. ademais o hino galego ven dun poema de Eduardo Pondal chamado «OS PINOS», có tempo adaptaríase para se-lo hino galego, pero orixinariamente non falaba da lingua nin insultaba a españois nin nada diso, o xornal este adicouse a traducilo como lle veu en gaña e insultar gratuitamente ao seu autor e por extensión a tódolos galegos e galegas, o noso idioma é o máis importante dos nosos patrimónios culturais e non debemos perdelo nunca, e moito menos porque o «nacionalismo español», (existe, inda que moitos non o creades) veña a atacalo con falacias e mentiras.

    Unha mágoa ter que chegar a isto 🙁

  9. Personalmente creo que todos somos «nacionalistas» aquí quien más y quien menos tira para su tierra, no sólo los gallegos, catalanes y vascos. Como la tierra de uno no hay nada!, el problema viene cuando te desprecian por ser de un sitio, cuando te repiten hasta la saciedad que eres menos y que te tienes que avergonzar, que lo tuyo es pobre, sucio y no vale para nada, y cuando intentas resurgir y recuperar tu identidad, sin pisar a nadie, te llaman separatista. Quisiera poder ver el día en que el catellano esté en extinción para dejar paso al tan necesario inglés, ¿qué dirán entonces esos que llaman separatistas a los que hoy defienden sus tradiciones y cultura de forma pacífica?, ¿impondrán el castellano en los colegios?,¿obligarán a hablar castellano a los funcionarios?, ¿los europeos angloparlantes nos llamarán separatistas radicales por eso? … Es fácil hablar sin tener conocimiento de causa, sin haber padecido discriminaciones, sin haber renunciado a tu identidad sin haber oido insultos por ser de algún sitio en particular. El poema de Pondal es hermoso y no insulta a nadie, a menos que alguien se sienta aludido, y si alguien se siente aludido ya sabe porque es… el mismo himno lo dice, jejejeje….

    Bicos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A continuación:

Anuncio de Atún Calvo

Anuncio de Atún Calvo