Soy usuario de los ordenadores de Apple desde hace bastante tiempo, pero gracias a mi compra de un Macbook allá por noviembre soy usuario de la nueva generación de MacIntel, con todo lo que eso conlleva. Debido a que antes poseía un iBook que no era compatible con ciertas cosas, nunca había probado Time Machine, la utilidad que te permite hacer una copia de seguridad de todo tu sistema. Y hoy tengo que decir que lo amo. ¿Por qué? Os explico.

Debido a que había comprado Snow Leopard (la nueva versión del Sistema Operativo de Apple) me dispuse a utilizar una partición del disco duro que utilizo también para mis copias de seguridad de la Wii para Time Machine. Y pese a que la gente me había contado las bondades de esta aplicación, nunca me había fiado del todo, porque no podía ser tan perfecto.

Hoy me dispuse a instalar Snow Leopard, formateé el disco para que fuera una instalación limpia y así luego restaurar mi copia con Time Machine. Debido a un problema de logística (el DVD estaba rayado concéntricamente y no me había dado cuenta, ya os explicaré), la instalación dio un error después de haber formateado. Mis manos se fueron a la cabeza en ese momento, recé a todos los santos y me puse a restaurar la copia de Time Machine con el DVD de Leopard. Tardó más o menos dos horas pero señores todo quedó como estaba, mis iconos desordenados como antes, el fondo de pantalla igual que siempre, el dock en su sitio, la película que había descargado a la mañana… TODO ESTABA IGUAL.

A muchos les sorprenderá que escriba esto tan tarde, pero señores AMO A TIME MACHINE.