Firefly y Google Wave
Bonito sombrero Jayne

En los últimos días he estado viendo con mi padre la serie Firefly, una maravilla creada hace unos años por Joss Whedon (creador de Buffy y también Dollhouse) y que merece la pena ser vista una y otra vez (si no lo habéis hecho, no sé a que estáis esperando).

La serie está ambientada en un futuro algo lejano, donde la humanidad puebla todo el universo y en los planetas alejados hay una especie de ciudades sin ley donde se sobrevive al estilo western. Argumento aparte, a lo largo de los episodios me di cuenta que para comunicarse entre naves espaciales utilizaban mucho la palabra wave (la veo en Versión Original con mis DVDs originales, chúpate esa Sinde), tanto en forma de verbo como también sustantivo (envíale un wave). Mi friki interior se revolvió mucho ¿a qué me sonaba esto?

Pues ni más ni menos que a Google Wave, el experimento fallido de Google para comunicarnos a través de una plataforma basada en una especie de combinación de email, twitter y foros que no llegó a calar del todo en la gente por su lentitud y su consumo exagerado de recursos.

Buscando en la red encontré la página de la Wikipedia sobre Google Wave, y resulta que sí, tienen relación los nombres, ya que los ingenieros de Google se inspiraron en la serie para ponerle el nombre al proyecto, ya que ambas formas de comunicación (tanto la serie como en la realidad) tenían bastante en común. Al parecer, aquí no acabaron las referencias, ya que en las presentaciones de Google Wave hubo numerosas referencias a la serie, así como utilizaciones de vocabulario muy típico de ella.

Todos sabemos que la mayoría de ingenieros son (somos) frikis por naturaleza, ya que el interés por la ciencia y el funcionamiento de las cosas viene normalmente asociado a gustos por la ciencia ficción, la fantasía y demás productos que nos ofrecen las industrias de entretenimiento.

Como curiosidad decir que todos mis dispositivos que pueden tener nombre (salvo el Macbook principal que aún no he podido cambiarlo) tienen nombres de la propia Firefly ¿por qué? Pues simplemente porque es más divertido tener un iPod que se llama River a que se llame USB1 ¿no creéis?