Preguntas sin respuesta de la Ley Sinde

En el día de hoy hemos conocido que PSOE, PP y CiU han pactado para aprobar la Ley Sinde. Para los que no lo sepáis, la Ley Sinde que había sido rechazada va a permitir cerrar cualquier sitio con enlaces a contenido con derechos de autor por medio de una especie de consejo regulador y las actuaciones de un juez que tiene, supuestamente y aquí es donde echar la carcajada, responder en 24 horas ante la denuncia del susodicho consejo.

Para mí esto es un paso atrás en el mundo cultural de nuestro país, así que pongo unas cuantas preguntas que he estado leyendo y escribiendo por Twitter

  • El único acuerdo de legislatura entre PP y PSOE ha sido para Ley Sinde y con internet en contra.
  • ¿Cuántas películas españolas van a pasar desapercibidas ahora que no se podrán descargar? Una nominada al Goya, Pan Negro, no se estrenó ni siquiera en la mayoría de capitales de provincia.
  • ¿Cuántos músicos de la escena independiente verán sus conciertos vacíos? Porque yo hay muchos discos que no los encuentro ni en grandes superficies ni en tiendas especializadas.
  • ¿Cuántas páginas comerciales cerrarán y perderán dinero por culpa de esos cierres provisionales?

Gracia bipartidismo por no escuchar a la opinión popular. Ojalá esto suponga un descenso general en vuestros votos (que va a ser que no… pero bueno)

  1. El PP y PSOE sólo se ponen de acuerdo para mejorar aún más los privilegios de los diputados y para joder al resto del país.

    Vota en blanco.

    Un saludo

  2. De votar en blanco nada, que ellos ganan. Lo que hay es que exigir un referendum. Queremos poder decidir sobre este asunto los ciudadanos y no que todo lo que nos interesa lo decidan los políticos.

    Tenemos que exigir democracia directa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A continuación:

Como tener un blog personal y no morir en el intento

Como tener un blog personal y no morir en el intento