Pau Donés y la ignorancia

Tengo mi derecho a dar mi opinión, a quejarme cuando alguien me roba. A lo mejor, el tío que utiliza un P2P para descargarse música tiene una hija a la que, un día, un cabrón le hace una foto cuando está en la playa y luego la cuelga en una web de contactos. Y entonces él se caga en el P2P…

Pau Don̩s РCantante e ignorante

Estas jugosas declaraciones las ha dicho el cantante Pau Donés perteneciente al «grupo» Jarabe de Palo. Ha soltado la frase así, sin anestesia y ante un periodista que, si sabe algo del tema, se debe haber quedado sin ojos al salirse de las órbitas por abrirlos tanto.

Señor Donés, permítame decirle que es usted un completo ignorante. Sí, por supuesto que puede estar en contra del P2P (aunque creo que es un error) y por supuesto que puede estar a favor de una ley tan chapucera como la Ley Sinde pero por favor, cuando hable usted del P2P aprenda lo que es, para así no soltar despropósitos de que gracias al P2P un pedófilo puede colgar una foto de la hija de alguien en una página de contactos. Que sí, que de una forma muy retorcida (tecnológicamente hablando) se podría hacer, pero la demagogia mejor dejársela a los políticos que son profesionales de estoy y ya hemos aprendido a no hacerles mucho caso.

No me voy a poner a explicar lo que es el P2P aquí, pero el despropósito del señor Donés es equiparable a decir que Internet es el culpable de que asesinen a alguien porque se puede planear a través del email o que la gente se corte mal el pelo porque ha visto como hacerlo en una página web.

Si quieres opinar sobre algo, intenta al menos enterarte un poco, que con estas declaraciones consigues que los «cuatro frikis» se rían de ti a carcajada limpia, y con razón.

* Hay más perlas del «artista» en Público

  1. A veces para llegar a hacer comprender una idea a un colectivo heterogéneo de personas lo mejor es usar una reducción al absurdo. Y, en este caso, eso equivale a equiparar dos delitos de tan dispar gravedad como la distribución de fotografías de carga erótica de menores y la de contenidos audiovisuales no liberados por sus creadores.

    Es desafortunada, sí, pero no errónea, aunque pique.

    Será rico, y famoso, y puede que todas sus canciones suenen, por lo menos, parecidas, pero eso no quiere decir que él y todos los que así lo desean no tengan que ver protegido su medio de ganarse el pan.

    Y la demagogia… bueno. No creas que son más demagogos los de un lado que los del otro, porque si tratas de alejarte unos pasos y mirar la escena en conjunto verás que los que defienden la «plena libertad de contenidos» de la red están, moralmente, apenas a un paso de solidarizarse con los que se amparan en esa «libertad» para anular la privacidad de una vez para siempre.

    ¿Acaso no son los mismos los que se quejan del acoso al p2p aquellos que clamaron al cielo porque el señor Google o microsoft o no sé qué hostias se metía en su correo para vigilar si hablaban de meter una bomba en el metro de NY?

    Colega, Internet era como el salvaje Oeste. Algún día tenía que llegar la ley.

  2. @Samuel Pues no sé tú a qué le llamarás salvaje oeste, cuando en el salvaje oeste lo peor que te podían hacer es que te mataran, y en Internet… ¿qué te pongan en evidencia o te insulten? No creo que sean comparables.

    Ahora bien, si me dan a elegir entre estar en el salvaje oeste o un estado orwelliano (que es lo que a la ministra de cultura no le importaría demasiado imponer en Internet) elijo lo primero.

    Con respecto a este personaje, es posible que, si voy, le vea mañana en el FNAC de Bilbao. Y si hay ronda de preguntas quizás hasta pierda la timidez por unos minutos para decirle cuatro cosas y puede que, hasta plantearle un cambio de modelo de negocio (cosa que le debe parecer impensable).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A continuación:

Sobre carnavales, autonómicas e información

Sobre carnavales, autonómicas e información