Es curioso como con el tiempo las modas van cambiando. Cuando yo era un adolescente en Pontevedra la moda de los que nos gustaba salir eran los patines en línea, los llamados roller íbamos por toda la ciudad intentando hacer cualquier virguería e ir lo más rápido posible por las carreteras, aceras y sitios donde nos dejaran. Ahora la cosa ha cambiado y después de un efímero intento de las biciletas por introducirse, el skate se ha puesto de moda en Pontevedra.

¿Y qué ocurre cuando se junta una moda con los llamados nativos digitales? Pues que comienzan a aparecer vídeos de sus peripecias en todas las redes sociales. Había visto algún intento de ello en Tuenti y también en Facebook, pero nunca uno tan decentemente hecho (al menos para ser amateur) como este. Y es que esa manera que tienen de enseñar la ciudad a través del skate me encanta. Se nota que está hecho para salir en la televisión local, ya que su autor, Trinkete, ha cuidado bastante las localizaciones y la realización.

Muchos dicen que el skate lo único que hace es molestar a la gente y estropear el mobiliario urbano de la ciudad. Yo no creo que sea del todo así. Cierto que al practicar la disciplina street se puede llegar a estropear algo del mobiliario, pero el skate es un deporte urbano que convive con la ciudad y que aparece tarde o temprano, por lo que el Concello y la gente tienen que aprender a lidiar con él, dándoles facilidades para practicar su afición (como un skate-park por ejemplo) y comprendiendo que no son niñatos que no se preocupan por lo que hacen, y este vídeo es un claro ejemplo de ello, ya que se ve como se identifican con la ciudad y como les gusta andar con sus skates por ella.