Esta es la Puerta del Sol hace unos minutos. No sé cuanta gente puede caber ahí pero a mi se me ponen los pelos de punta al ver esta revolución que se está produciendo en España.

Decían que la juventud de ahora era pasiva, que no se movilizaba, pues como decimos en Galicia, “non querías caldo, sete tazas”