En este momento Andrés dijo que escuchó el silencio

Ayer se cumplió un año desde que España ganó el Mundial de Fútbol por primera vez. Si no te enteraste es que no vives en este planeta ya que en todos los medios, cafeterías y charlas de calle se comentaba cómo había sido hace un año ese pase de Cesc a Iniesta y su posterior gol que coronaba al deporte español como uno de los mejores de la década (sólo hay que ver los resultados).

Una de las preguntas más repetidas ayer fue ¿dónde estabas en ese momento? Las respuestas fueron bastante típicas, que si en casa con los amigos, que si en el bar, que si en la pantalla gigante de no sé que plaza… pues yo tengo una historia bastante diferente.

Cuando España ganó el mundial yo estaba trabajando de monitor en el Campamento de la Xunta de Gandarío (Sada, A Coruña) y ese día aunque teníamos una actividad de la noche (llamada velada( preparada, decidimos dejar a los chavales ver el partido en la cafetería del albergue.

Lo curioso es que en esas fechas había dos campamentos más que eran ajenos a nosotros. Uno de nietos de emigrantes y otro de chicos vascos. Fue realmente divertido, ya que los chicos vascos (venían de ikastolas bastante nacionalistas) iban, por hacer la coña ya que al final les alegró igual que ganara España, con Holanda y los hispanoamericanos iban con España ya que tanto Argentina como Uruguay se habían quedado en el camino (también fue divertido ese momento unos puteando a otros, pero eso es otra historia).

Así que ¿cómo viví el gol de Iniesta? Pues rodeado de adolescentes hormonados de diferentes nacionalidades. No me imaginaba que cuando comencé a trabajar ese verano iba a ver cómo España ganaba el Mundial de esa manera, pero lo hice y la verdad que fue una experiencia divertida y a la vez, realmente curiosa.

¿Y tú? ¿Dónde estabas?