Composicion en la niebla

“No vais a ver nada” Eso nos dijo el guarda del Castro de Santa Tegra cuando quisimos subir en coche en un día no demasiado propicio.

Sabíamos que no íbamos a tener las mejores vistas pero el paisaje que hay alrededor de estos castros milenarios sigue siendo impresionante. Haga sol, lluvia o una niebla espesa como fue el caso. Esta composición pertenece a un paseo que hay al lado de la carretera y está todo lleno de cruces. Sin comprobarlo se puede decir que seguramente sea un Via Crucis cristiano de toda la vida pero con la niebla el paisaje tomaba un tono escalofriante que te hacía pensar otras cosas.

Fotografiar la niebla no es tarea fácil. El agua suspendida entre las nubes bajas hace que la luz rebote por todos los lados y te encuentres con una iluminación bastante dura y difícil de medir. Difícil es también enfocar, teniendo que hacerlo en la mayoría de los casos manualmente porque la cámara se vuelve loca con el fenómeno meteorológico. Aún así, con niebla suelen salir fotos interesantes. La mayoría de ellas acaban teniendo un toque siniestro (sobre todo si las pones en blanco y negro) pero es algo con lo que tienes que jugar en el momento que te pones detrás del objetivo.

Tenéis más fotos en mi galería de Flickr